viernes, 20 de agosto de 2010

PARTO EN AGUA

El parto en agua o el parto acuático es una forma de atención obstétrica del parto. Sin embargo, es importante señalar que, en la última década, las opiniones que suscita este procedimiento dividen a los obstetras entre los que lo consideran de forma positiva y aquellos que tienen una visión negativa del mismo.
 

 Añadir que esta forma de atención del parto es conocida muy bien desde la década de los 60. Existen además en la literatura médica tanto artículos que están a favor de este procedimiento como los que lo critican. De todas maneras, serán los futuros padres quienes tengan la última palabra - después de recibir la información adecuada - sobre si se decantan ó no por este procedimiento a la hora del parto.

 
A continuación les ofrezco una breve reseña sobre algunos de los beneficios que se obtienen del parto en agua:

 
  • La madre siente menos presión en el abdomen y en el útero con las contracciones.
  • En el agua, no sólo se produce menos dolor, sino que se "dosifica" mejor el dolor o las molestias.
  • Casi nunca hay necesidad de intervención médica.  
  • El agua crea la misma presión en todas las partes del cuerpo.  
  • La madre y el bebé sufren menos ansiedad.  
  • La madre puede encontrar una posición cómoda que sea más eficiente y fácil para facilitar el descenso del bebé a través del canal del parto, facilitando así una transición más apacible para el bebé.  
  • El agua provee al bebé de un ambiente muy parecido al de la matriz - mojado, templado, ingrávido y apacible. Con el nacimiento en el agua, el bebé viaja suavemente de un lugar templado, mojado y seguro, dentro del cuerpo de la madre, hacia otro lugar templado, mojado y seguro en los brazos de la madre.  
  • El agua proporciona una mayor flexibilidad en todo el proceso.  
  • Se ha observado también menos riesgo de rasgado o desgarro.  
  • La madre puede cambiar de posición fácilmente para encontrar la más cómoda con cada contracción.  
  • El agua puede acelerar notablemente el tiempo de las contracciones, a veces entre dos y cuatro horas menos.  
  • El parto subacuático puede dar lugar a una menor pérdida de sangre de la madre en el alumbramiento.  
  • Las mujeres a menudo experimentan un descenso rápido del bebé fuera del canal del nacimiento con sólo unos pocos pujos, a veces con tan sólo tres pujos.  
  • Se observa también que un alivio significativo de la tensión en agua templada.  
  • El nacimiento en el agua es extremadamente seguro: de los más de 45.000 nacimientos en el agua registrados en el mundo, no existen datos sobre complicaciones peligrosas (para la vida de la madre o del bebé) resultantes del nacimiento en el agua.
  • El agua templada ablanda los tejidos esenciales para el nacimiento (vagina, perineo y vulva) a lo que se le atribuye el bajo índice de desgarros vaginales y trauma del tejido.  
  • El agua puede acelerar las contracciones cuando son muy lentas, estimulando al cervix para que se dilate. Esto es especialmente eficaz para facilitar la transición a las contracciones activas.
Dr. Gilberto Ramírez Bergeron.
Publicado originalmente en: http://www.miginecologo.com.mx/articulo001.php y en : http://www.partopleno.com/parto%20acuatico.html

1 comentario:

Melannie dijo...

Hola!!
Permiteme presentarme soy Melannie, administradora de un directorio de blogs, visité tu sitio y está genial, me encantaría poner un link de tu blog en mi sitio web y por mi parte te pediría un enlace hacia mi web y asi beneficiar ambas webs con más visitas.
Si estas de acuerdo no dudes en escribirme a melannieagurto@gmail.com

Éxitos con tu blog.
Un Saludo
Melannie.